CAPITULO 61 :: La Gran Travesía 3
¡Uy! ¡Qué viento hay acá arriba! Uno trata de parecer relajado y hace pose para la foto pero en realidad clava sus pies a la tierra para no salir volando… jaja
Hola amigos bienvenidos a esta tercera y última parte de La Gran Travesía. Con esta foto cerrábamos el último informe.
Ese día 31 de Octubre y siendo las 15:30 hs avistábamos desde los 2700 msnm los poblados de Tafi del Valle y el Mollar. Habíamos caminado hasta allí casi 50 km y nos tocaba ahora emprender la bajada.
A medida que bajábamos íbamos pensando en que foto tomaríamos para compartir con nuestros lectores. Supusimos que esta sería de su agrado la misma muestra el espejo de agua formado por el Dique la Angostura, más atrás la imponencia del Cerro Ñuñorco con sus 3320 metros y a sus pies el poblado de El Mollar.
Nuestro precario calzado y el peso de nuestras mochilas hacían que las piedras del camino se hicieran sentir en las plantas de nuestros pies. Los Calchaquíes, tribu aborigen de esta región caminaron con ojotas (un tipo de sandalias de cuero) llevando sus cargas por todas estas cumbres y valles llamados Calchaquíes en honor a ellos.
Hay claros testimonios que los Calchaquíes no solo caminaron por estas tierras sino que también cantaron y danzaron en estas tierras. Los Calchaquíes disfrutaban tanto de hacer música como de bailarla. Esto ocurrió hasta que nuestros antepasados llegaran y los mataran a todos.
Mientras bajábamos recordamos como horas antes habíamos estado bailando al lado de un pequeño arroyo un buen rato siguiendo el ritmo del croar de ranas y sapos mesclados con el viento. ¿Serian espíritus danzantes calchaquíes los que nos impulsaron a bailar o será que estas tierras tienen algún tipo de magia musical?
¿Recuerdan a Don Rogelio de La Ciénaga? Fue hermoso verlo bajar con su caballo mientras gritaba alegremente hacia nosotros cosas como “¡¡Eh donde van tan cargados forasteros!!” El encuentro fue muy grato y estuvimos unos minutos allí con él mientras nos contaba cosas sobre aquel hermoso valle.
De todas maneras llegó el momento de la despedida y a todos se nos nublaron los ojos. También nos despedimos de nuestra pequeña Copo de Nieve que retornaba a su hogar después de andar pérdida por horas.
Mientras bajábamos algunos amigos como este se acercaban a curiosear y ver qué clase de bichos éramos nosotros. Luego algunas lagartijas comentarían entre ellas… “si te acercas demasiado a esos dos te agarran te sacan una foto y luego te liberan… ¡¡esos dos son bichos raros!!”
Tafi del Valle es uno de los lugares turísticos más populares de Tucumán y es muy recomendable para iniciar el recorrido de la ruta turística de los Valles Calchaquíes.
La mayoría de los cactus plantados en la ciudad de Tafi del Valle fueron traídos del poblado de Amaicha del Valle.
Estuvimos 5 días en Tafi durante los cuales efectuamos un relevamiento de las especies de cactus plantadas en Tafi.
El trabajo incluyo en tomar las edades y medidas de los ejemplares más importantes e investigar quienes lo habían plantado y en qué año.
El día Lunes 5 de Noviembre a las 10 hs salimos de Tafi para recorrer los 30 km que nos separaban de la entrada al sendero que cruza a través de la selva de La Quebrada del Portugués. Tan pronto salimos del centro de cruzamos el Río Tafi
Tan pronto cruzamos el puente dio comienzo la ruta 325.
Pocos metros después de pasar la Virgen de Guadalupe la 325 deja el pavimento y se transforma en ripio.
A los pocos kilómetros cruzamos el curso de agua llamado Río Las Carreras.
A medida que seguíamos avanzando el cielo se iba cubriendo cada vez más. La ciudad de Tafi del Valle se encuentra a un poco más de 2000 msnm.
Llegó el momento en que la tormenta literalmente se situó sobre nuestra cabeza. La ruta 325 se extiende en el valle intermedio que se sitúa entre la Sierra del Aconquija que corría a nuestra derecha y el Cerro El Pelao lo hacía a nuestra izquierda que en esta foto no sale.
Antes de las 15 hs y luego de haber caminado 14 km se desató una fuerte lluvia la cual nos obligó a cubrirnos en un alero de un cultivo de frutilla. Estuvimos allí por casi una hora hasta que amainó un poco…
Un poco antes de las 16:00 hs salimos caminando nuevamente. Aunque lloviznaba y el viento era fuerte uno no podía dejar de maravillarse con la visión de la Sierra del Aconquija. Esta cadena tiene cerros que superan ampliamente los 5000 msnm. Tener en cuenta que aquí caminamos a más de 2200 metros de altura.
La lluvia continuó y nosotros también. A las 16:40 hs llegábamos al poblado denominado Las Carreras. Mientras caminábamos buscábamos un refugio donde poder hacer noche.
Esta garita apareció cuando ya eran casi las 17 hs. Toda esa masa que aparece allí atrás es el Cerro El Pelao.
El lugar no era la Royal Penthouse Suite en Hotel President Hilton de Ginebra pero contaba con los lujos que necesitábamos en ese momento: no se llovía, no olía mal estaba a pasos de una vertiente natural de agua y además no nos cobraban 70.000 dólares la noche como cobran la del Hilton de Ginebra.. jaja..!
Además nuestro ventanal daba a la Sierra del Aconquija y por semejante lujo no cobraron adicionales… 🙂
Así se veían las alturas del Aconquija cuando comenzaron a teñirse con el sol que sale desde oriente pasadas las 6 de la mañana. El blanco sobre algunos picos nos decía que durante la noche la lluvia se había transformado en hielo.
Mirando esas hermosas cumbres desayunamos mientras a nuestra espalda el Cerro El Pelao salía de su oscuridad. Luego de desayunar y siendo ya las 9:07 hs retomamos el camino corría la mañana del 6 de Noviembre…
A los pocos minutos de haber andado salimos de la ruta y entramos por el camino de la Estancia Las Carreras que nos llevaría hasta la población de El Rincón y a partir de allí aparecería aquello que tanto deseábamos conocer… La Quebrada del Portugués. Mientras caminábamos contemplábamos el Cerro Ñuñorco con sus más de 3300 msnm.
A nuestro paso por la Estancia Las Carreras pasamos a saludar a nuestra amiga Fany, quien nos obsequió exquisiteces típicas del lugar que se producen allí mismo. Gracias Fany y también a tus padres por la ayuda que nos brindaron en ese hermoso poblado de Las Carreras.
Luego seguimos camino.
Y nos seguimos deslumbrando.
Junto a este gordo catus del género Lobivia.
Luego de varios kilómetros de caminata llegamos al poblado de El Rincón.
En El Rincón pueden encontrarse algunas reliquias arqueológicas. La voraz industrialización del alimento puso punto final a las galletitas sueltas e instauró el envoltorio plástico para todo.
Seguimos caminando a través de la población de El Rincón descubriendo sus hermosos rincones.
Pasadas las 12 hs paramos a tomar unos mates en la pequeña capilla de El Rincón.
A las 14 hs partimos de El Rincón. Hasta el Rincón habíamos caminado unos 22 kilómetros desde nuestra salida de Tafi. Mientras nos alejábamos nos detuvimos a decirle Adiós a estos paisajes por que a pocos metros de allí comenzaban otro tipo de paisajes… los paisajes sub-reales de la Quebrada del Portugués.
La Quebrada del Portugues es deslumbrante desde su mismo comienzo.
Los primeros 10 km de La Quebrada se transitan sobre un camino de ripio.
De todas maneras uno puede salirse del camino y caminar por adentro lo que hace más interesante el recorrido.
La quebrada cuenta con varios tipos de paisajes. Cuando comienzas a recorrerlos de norte a sur como lo hacemos nosotros vas desde arriba hacia abajo. Desde las serranías peladas de altura hasta las selva densamente pobladas de verde.
Allí abajo nos esperaba la nubo-selva donde deberíamos llegar para seguir fotografiando los árboles que faltan en el libro sobre el que estamos trabajando. Buscábamos en especial dos árboles, una que es una especie endémica de esta selva tucumana y que crece por debajo de los 800 msnm llamado vulgarmente como Alpamato (Eugenia pseudo-mato ahora llamado como Myrcianthes pseudomato) *Hay autores que sostienen que este árbol crece también en Salta y Jujuy; el segundo árbol llamado vulgarmente Guili (Pseudocaryophyllus güili hoy conocido como Amomyrtella güili), este crece en Tucumán, Catamarca y Salta entre los 600 y 1500 msnm.
Estamos en época del comienzo de las lluvia así que las tormentas se forman de un momento a otro.
Cuando llega la época de lluvias los caminos se desmoronan.
Luego de 9 km la ruta 325 se corta y es allí, a los 2000 msnm, desde donde uno puede ver como la Quebrada del Portugués comienza a anticipar la presencia de la selva. Una tormenta propia de la nubo-selva comenzó a gestarse.
Eran pasadas las 5 de la tarde y con una tormenta encima debíamos pensar en donde acampar. Nos faltaba caminar más de 20 km para salir de la Quebrada del Portugués y sabíamos que no encontraríamos una casa en todo el trayecto.
Sabíamos que la única casa que había en todo el trayecto estaba a menos de un kilómetro de comenzado el sendero, si no había nadie allí deberíamos buscar algún refugio seguro porque la caída de rayos ya se hacía escuchar.
El agua de los ríos comenzaba a enturbiarse lo que nos decía que más arriba la tormenta ya estaba descargando agua.
Justo cuando la lluvia comenzaba a caer y siendo las 18.00 hs dimos con la casita de adobe. Sus propietarios resultaron ser un matrimonio de pastores por demás amables y generosos. No quisieron dejarnos armar carpa por el peligro de los rayos y compartieron con nosotros su única habitación donde había dos camitas y una de ellas fue para nosotros.
La historia de este matrimonio de pastores es digna de conocerse y divulgarse. Ellos pertenecen a esa raza de pastores de montaña que desaparecieron en Europa en el siglo pasado y que en la Argentina increíblemente sobrevive un puñado de ellos.
Don Juan y Doña Rosa practican el pastoreo que en algunos lugares del mundo se practicaba hace siglos atrás. Ellos suben 6 meses aquí a las montañas por pasturas más verdes y 6 meses retornan con sus cientos de cabras y ovejas a su pueblo natal en el valle de Tafi. (LOS NOMBRES ORIGINALES HAN SIDO CAMBIADOS)
Con toda seguridad que en aquella casita podríamos haber tomado fotos increíbles pero quien quiere sacar una cámara de fotos cuando la gente te está dando su cama para dormir, su pan para comer, su fogón para sentarte con ellos a comer, su techo para cubrirte en la noche mientras los rayos se hacen escuchar entre los cerros.
Estuvimos con ellos una noche y al día siguiente salimos. Cuando nos despedimos la mujer tenía lágrima en los ojos. A los pocos metros de salir de su casa nos sentamos para agradecer en silencio a esa gente que tal vez nunca olvidaremos. Adiós dulce matrimonio de pastores de montaña… ¡Gracias!
A medida que descendíamos la vegetación iba cambiando y se hacía más abundante.
Los Ríos de montaña son las venas de estos paisajes… siempre hay que ser cuidadosos al cruzarlos y no tomarlos a la ligera.
Los bosquecillos de Alisos del cerro (Alnus acuminata) nos indicaban que estábamos ya en el piso superior de la selva.
Los árboles como el Sauco (Sambucus peruviana) también son habitantes del extracto superior de la selva de montaña.
A las 15:30 hs armamos campamento en un claro. Las primeras gotas comenzaban a caer nuevamente. Merendamos algo rápidamente y salimos a realizar nuestra búsqueda y las fotografías que estábamos necesitando.
Para las 18 hs el sol había salido nuevamente y mientras sacábamos fotos y explorábamos el área seguíamos buscando a nuestro amigo Guili que por la altura a la que estábamos sabíamos que podíamos encontrarlo por estas zonas…
Anduvimos hasta tarde pero la búsqueda no tuvo éxito. Regresamos al campamento, hicimos un fuego, preparamos comida y el cansancio hizo que nos quedáramos profundamente dormidos. A la mañana siguiente mientras desayunábamos y nos preparábamos para salir tuvimos visitas equinas.
Luego del desayuno emprendimos otra busqueda pero sin éxito. Ese árbol de corteza rojiza llamado Guili no aparecía. Finalmente levantamos campamento y a las 12 hs emprendimos la marcha nuevamente.
La selva montana comenzó a aparecer. Apenas el paisaje comenzaba a cubrirse nos encontramos con este Nogal que aunque es el más grande que hemos visto en Tucumán es un pequeño árbol comparado a los que habitaron esta selva hasta algunas décadas atrás. Este Nogal es para usted Don Luis y en honor a los gigantes que ya no están.
El ingeniero tucumano Luis A. Graña nos había contado que en sus incursiones por la selva décadas atrás había tenido la posibilidad de presenciar centenares de Nogales enormes, algunos tan grandes que se necesitaban varias personas para abrazarlos.
Foto: junto a Cedro tucumano (Cedrella lilloi), actualmente es considerada “en peligro” por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, 2012).
La selva de montaña comenzó a mostrarnos su presencia y su diversidad de paisajes. Las selvas de montaña a diferencia de las selvas de llanura muestran una gran variabilidad paisajística en cortas distancias.
Uno no pude evitar entrar en sus refrescantes aguas cuando aprieta el calor.
La selva de montaña puede ser esto y parecer un bosque pero…
unos metros más abajo puede transformarse en una verdadera jungla de Tarzán… a falta de Tarzán colgamos un ciclista en las lianas…
Fotografiar los frutos, flores, corteza, porte, etc de los árboles que estamos incluyendo en nuestro libro hace que un tramo de una hora de caminata lo hagamos en 3 o 4 horas.
Tanto el fruto como las flores tienen un momento determinado del año donde aparecen y según la especie esto sucede en diferentes meses del año. El SUNCHO AMARGO o ARBOL LILLO (Bocconia peareci) da frutos en esta época, si no tomamos las fotos en estos días deberíamos esperar hasta el año que viene para ingresarlo en nuestro libro.
A veces los lugares en los que andamos son bastante inaccesibles especialmente cuando como en esta oportunidad andamos en busca de una especie difícil de encontrar no solo por su poca cantidad sino también por su pequeño área de distribución.
Para las 17 hs habíamos parado nuevamente a acampar. Calentamos una polenta y salimos rápidamente a buscar a nuestro amigo árbol.
Esta vez tuvimos suerte, al caer la tarde y por primera vez pudimos encontrar a uno de los dos amigos que estábamos buscando, al día siguiente lo fotografiamos. Para muchos puede ser un árbol cualquiera pero es en realidad el Guili (Pseudocaryophyllus güili hoy conocido com Amomyrtella güili), solo crece en Tucumán, Catamarca y Salta. Según Teodoro Meyer en una de sus bibliografías comenta: “el bosque con predominio de güilis se destaca por la belleza de sus troncos y es tan bonito como los mentados bosques de “arrayanes” de Bariloche.”
Al día Viernes 10 a las 9 hs seguimos caminando mientras hacíamos registros fotográficos de los árboles que nos estaban faltando.
Luego de varias horas de trabajo caminata y cruzadas de ríos…
llegamos a las 17:05 hs al puente de la Toma Los Reales, donde se retoma la ruta 325. Justo en ese momento comenzaba a llover.
Debíamos comer algo, estábamos hambrientos. Aun nos quedaba una ración de fideos. Hacer fuego bajo la lluvia puede ser un tanto engorroso pero si hay algo de leña seca y piedras para improvisar un fogón con techo la cosa cambia.
La noche transcurrió apaciblemente y dormimos como troncos petrificados (si es que los troncos petrificados están dormidos). De aquí en más tomamos caminando la ruta 325 para caminar hasta la Reserva La Florida ubicada a 34 km de allí .
Las moras silvestres abundan a lo largo de este camino. Comimos muchas a lo largo de este trayecto.
Al pasar por una estancia estos perros se sumaron a nuestro andar y nos acompañaron por más de 5 km luego de los cuales dieron la vuelta y retornaron.
A los 10 km aproximadamente encontramos en el camino este mil pies. Queríamos saber si picaba así que solo nos quedó hacer la prueba y error.
A las 18:56 hs de ese día Sábado 10 de Noviembre llegábamos a la Reserva Provincial La Florida para conocer la última porción de Selva Pedemontana o Basal que sobre vive en Tucumán. Allí efectuaríamos un relevamiento de las especies arbóreas de ese sector de la selva.
Es que esta reserva tiene el último pedacito de Selva Basal o pedemontana que le queda a Tucumán.
Se denomina Selva Basal o Pedemontana a la porción más baja de la selva de Yungas. Esta franja en Tucumán va desde va desde los 350 a los 500 excepcionalmente hasta los 700 msnm. Lamentablemente esta franja de Selva en Tucumán ya desapareció en toda la provincia conservando La Reserva Provincial La Florida su última porcion.
En la reserva La Florida todos nos ayudaron y nos dieron su apoyo para realizar nuestra labor. Uno de ellos fue Don Carlos Luis Tabera, un gran conocedor de esta porcion de la selva que nos ayudó a localizar los árboles que queríamos fotografiar.
En La Florida funciona un vivero donde se reproducen y venden árboles, tanto autóctonos como exóticos. El encargado de este vivero, el señor Olea, nos ayudó mucho durante nuestra labor en La Florida. Incluso nos brindó una casa durante los días que estuvimos allí para que pudiéramos llevar a cabo mejor nuestro trabajo. Foto: Realizando plantines de Tilpa (Tipuana tipu).
El territorio de la Reserva Provincial La Florida tiene una superficie de 10.000 hectáreas que se extienden desde los 550 a los 5.400 msnm.
El día 16 de Noviembre tuvimos que dejar la reserva por motivos que explicaremos en El Especial. De allí el señor Olea gentilmente nos acercó hasta Monteros y luego salimos hacia San Miguel de Tucumán.
Bueno amigos agradecemos el que nos hayan acompañado hasta aquí! Realmente La Gran Travesía fue el recorrido a pie más largo y extenuante que hayamos realizado pero también fue uno de los más pintorescos, interesantes y diversos. Esperamos que hayan disfrutado de este informe que sin duda resultó bastante extenso.
Los dejamos con el especial de hoy que más que un especial es un llamado de atención.
El especial
¡Qué lástima!
La admiración que siento por la Naturaleza me ha hecho visitar y ser testigo de la belleza de una gran cantidad de reservas naturales en todo el mundo.
La experiencias siempre han sido satisfactorias y gratas tanto con el personal que desempeña trabajos en las mismas como así también con sus directivos.
En estos tres últimos años de viaje en bicicleta junto a Cecilia también conocimos varias reservas en la Republica Argentina y las experiencias fueron igualmente positivas.
De todas maneras siempre existen las excepciones y en La Reserva Provincial La Florida nos tocó vivir una de estas excepciones.
Chal chal
Mundo en Bicicleta cuenta los hechos:
La mañana del día viernes 16 de Noviembre nos encontrábamos haciendo un recuento con cuaderno y lapicera en mano de los árboles que ya teníamos fotografiados cuando una camioneta se detuvo frente a nosotros y de la misma descendió un hombre con un muy mal semblante. Tan pronto bajó del vehículo se dirigió con prisa hacia nosotros y con un tono agresivo e inquisidor nos comenzó a hacer todo tipo de preguntas sobre el trabajo que estábamos realizando allí en la Reserva La Florida.

Una de las preguntas que nos realizó de muy mala manera fue:
-¿Quien los autorizo a estar acá?! ¿Quiénes son ustedes?-
Anala: -¿quienes somos o que hacemos?-
a lo que el hombre contestó -¡¡¡TODO, TODO Quiero saber todo!!!-
Explicamos que el señor Olea, encargado del vivero, nos había autorizado a permanecer en el lugar. Esto enojó de sobremanera al individuo, quien contestó que el señor Olea no era nadie para autorizar nada en ese lugar y siguió manteniendo un monólogo que abundaba en autorizaciones, desconfianzas, temores y el reafirmación constante de su alto cargo y responsabilidad en la protección de las reservas provinciales de Tucumán. En su monólogo autoritario y descortés nunca supo escuchar, actitud que nos indicó inmediatamente de su precaria educación.
Otra cosa que nos llamó la atención y que nos hizo sospechar de su persona fue que en su monólogo cada vez que nombraba a los Parques Nacionales lo hacía de manera despectiva remarcando que La Florida era una Reserva Provincial y que no pertenecía a la Nación.
Nos dijo además este hombre de nombre César Costas que no podíamos estar allí sin una previa autorización la cual debíamos solicitar en la Dirección de Flora, Fauna y Suelo del Ministerio de la Producción en San Miguel de Tucumán, que explicara expresamente cuales eran nuestros motivos por los que estábamos allí.
Además remarcó que si no abandonábamos la reserva él tenía la autorización de sacarnos con la policía.
Si bien podía tener algo de razón en los movimientos burocráticos que debíamos seguir lo que no se entendía era la mala manera de decir las cosas y la evidente amenaza que representaba nuestra presencia para él en la reserva.
¿Pero quién era este siniestro personaje y porqué temía tanto nuestra presencia en La Reserva Florida?
¿Porque nos echaba de la reserva cuando la Reserva Provincial La Florida está presente en la página de Tucumán Turismo del Gobierno de Tucumán y en otra del Ministerio de Turismo de la Nación, donde promueve e invita a los turistas a visitarla?*
Esto nos ponía frente a otra serie de contradicciones sobre las cosas que argumentaba… realmente cuando llegamos a este punto ya queríamos estar fuera de este lugar y averiguar con quien estábamos tratando.
Según nos contó personal de la Reserva La Florida este personaje, César Costas, no trabajaba allí en la reserva sino que trabaja dentro de una oficina en San Miguel de Tucumán en la Dirección de Flora, Fauna y Suelo del Ministerio de la Producción, también nos comentaron que ese día en que nos encontró lo tomamos de sorpresa porque iba a comerse un asadito a la reserva y a recoger unas coimas que reciben de los que con topadoras destruyen parte de la reserva para plantar cítricos.
Todo esto nos pareció increíble!
A los 15 minutos se acercó a nosotros alguien que también estaba en el vehículo y que se identificó como el Sr. Gerardo Ovejero director de la reserva. Su actitud resultó demasiado amable para con nosotro (como queriendo contrarrestar la mala educación y el tono pasado de César Costas), este punto era claro que ambos estaban juntos y uno jugaba el rol del bruto mal educado y el otro el de culto y cortés. Pero ambos perseguían el mismo fín: que abandonemos la reserva inmediatamente.
Según ellos la reserva no admiten visitantes y solo se puede tomar registros fotográficos de las especies con una previa autorización que ellos extendían en su oficina de San Miguel de Tucumán.
Esto como dijimos anteriormente lógicamente se contradice ampliamente con la invitación que promueven a la Reserva Provincial La Florida Tucumán Turismo y Ministerio de Turismo de la Nación.*
Lo que quedaría por preguntarse es: ¿Porqué si por un lado la Reserva Provincial La Florida se promueve turísticamente porque por el otro se actúa con tan mala educación con el visitante?
Esa misma tarde con un sinsabor dejamos la Reserva Provincial La Florida.
¡Bueno Amigos, gracias por acompañarnos hasta aquí!
Muchas gracias también a nuestra Red de Amigos Lectores que colaboran económicamente con Mundo en Bicicleta, ya que gracias a ellos podemos continuar y mejorar nuestra labor en este viaje que está por cumplir 3 años.
¡Nos vemos en el próximo informe que será una sorpresa antes de despedir el año..! 😉

_____________________________________________________________________________________________________

NOTA: Querido lector, como quizás sabrá nuestro proyecto no es subvencionado por ninguna empresa ni contamos con el apoyo de ninguna entidad ni fundación. Es la gente misma la que posibilita esta misión a favor del medio ambiente. Nuestro trabajo es muy amplio pero básicamente puede dividirse en tres áreas bien diferenciadas: 1) Eco-educación o Educación ambiental. 2) estudios y relevamientos botánicos. 3) Desarrollo y publicación de informes vía web.
Si deseas colaborar con nuestra labor y quieres saber como puedes hacerlo [CLICK AQUI]
This entry was posted on Wednesday, December 12th, 2012 and is filed under Destinos. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Both comments and pings are currently closed.
 
22 Comentarios
  1. Hernán says:

    Queridos amigos… Muy buen informe. Por suerte conozco gran parte de los lugares visitados en este informe, me hicieron desear en demasía las moras silvestres o moras del monte como como se la llama en esa zona. Tengo una pregunta para hacerles, ¿el "Guili" que tanto buscaban, no es llamado también "Mato"?. Según la foto se parece mucho a un árbol que se suele ver en los pueblos que rodean la Reserva La Florida, su aspecto físico como su fruta es similar al Arrayán y es llamado Mato. Buen viaje!!!

  2. dANIEL estrella says:

    Heyyy mis adorables caminantes!! amigos!! , gratificante como siempre saber y sentir de ustedes, nuevamente gracias por compartir, y con la gente equivocada no se puede mas que ser paciente… con el episodio del señor costas… un abrazo grande!.

  3. Selín Triguer says:

    ¡Lujo de reportaje!, como siempre, amigos.

    Los sigo acompañando desde El Salvador. Me encantan todos los lugares que visitan y la cercanía (casi familiaridad), con que tratan a la gente, y cómo la gente los trata a ustedes. Al menos es la impresión. De esta entrega me ha gustado mucho el lugar donde aparecen los cactus (Tafi), y también me llamó mucho la atención (me fascinó) la imagen de la "Virgen de Guadalupe" en ese lugar que me suena remoto… Como soy un convencido creyente (no lo escondo), me encanta creer que la Madre Santísima los cubre a ustedes bajo su manto protector… También me gustó la sencillez de la pequeña capillita en El Rincón.

    Gracias por compartir sus experiencias y sigan adelante!

    Les dejo un fuerte abrazo,

    Selín

  4. fernando suarez says:

    hola chicos que bueno verlos que están bien muy buenas las fotos que lindo lugares tenemos que bueno lo que asen tengo la esperanza de algún día cundo terminen su recorrido volverlos a ver que pasen por mi querido rosales a les cuento que los bomberos vamos demasiado bien un gran gran abrazo

  5. gustavo says:

    Muy lindas fotos chicos, excelente el informe, saludos y gracias!

  6. claudia says:

    HOLA MIS AORES QUE LUJO!!! ESTE INFORME ES CREO EL MAS LINDO ! CON TODOS LOS CONDIMENTOS TODAS LAS SENSACIONES PASARON POR MI , LOS PAISAJES ,LA VEGETACIÓN, ESOS CIELOS,LOS PASTORES, QUE BAJAN Y SUBEN CADA SEIS MESES , (ABUELITO DIME TU JAJAJAJAJ). ESE,REFUGIO EN MEDIO DE TANTA NATURALEZA QUE NADA LE PUEDE ENVIDIAR A CUALQUIER SUITE EN EL HILTON O DONDE SEA, LA ACTITUD DE ESTE IDIVIDUO DE LA RESERVA , TAN DESGRADABLE ,!UN INFORME MUY JUGOSO GRACIAS CHICOS ! ES MARAVILLOSO LO QUE HACEN LES MANDAMOS UN BESO ENORME !!! GRACIAS POR PERMITIRNOS ESTAR AHI VIAJANDO CON USTEDES!LOS AMAMOS!

  7. lucho graña says:

    queridos Ceci y Anala,

    Como siempre deleitandonos con informes magistrales, culturales y educativos.!!!!!!!!!

    Con respecto al desagradable encuentro, como el "del Costas" lamentablemente a veces uno se encuentra con especimenes como estos : ignorantes, vanidosos, envidiosos, coimeros y cretinos en ese mundo.Lastima no tener una foto de semejante mequetrefe para hacerlo conocer y ponerlo en un faceboock

    Un beso muy grande de joan y lucho

  8. Olga says:

    hola Ale, hola Ceci

    cuanta belleza que estan mostrando en este informe. la belleza de los distintos paisajes que no alcanzan solo los ojos para verlos sino hay que verlos con el corazon tambien. La belleza de la gente con quienes entran en contacto tan diversos, tan genuinos, tan generosos. Que gran tarea la de ustedes y cuanta dedicacion que le ponen, realmente admirable. Gracias por compartir su amor por la naturaleza y su amor por todo lo viviente. Costas hay en todos lados, para él tambien hay amor solo que no lo sabe. Un punto negro en una hoja en blanco no mancha la hoja. Los abrazo a ambos y creo que estan protegidos por todos los espiritius de la naturaleza que los acompañan.

  9. Cristián says:

    Excelente informe, no paro de viajar con uds cada vez que los leo. Como siempre, mi querido Swami, el animal más peligroso es el hombre, en este caso con minúsculas. Y dentro de las subespecies, el Homo Obesus Coimerus Ignoratens es uno de los que tiene las costumbres más desagradables, suele defecar sobre sus semejantes, auspiciar la minería a cielo abierto y depredar completamente su entorno. Esta subespecie encuentra su hábitat especialmente dentro de la función pública, y aprovechan sus habilidades políticas para obtener su sustento depredando los bolsillos del fisco y de los contribuyentes. Sería bueno acabar con la veda sobre esta subespecie, denunciándolos y poniéndolos en un zoológico especialmente acondicionado, del tipo del que hay en Sierra Chica.

    Sorry, me extendí mucho sobre un temita que por ahí no vale la pena, pero me dio mucha bronca leer sobre esto.

    Besos mil a ambos.

    Cristián

  10. Tu inteligencia siempre nos sorprendio y nos sorprende, tu sensibilidad también. No te extendiste en absoluto… tus palabras fueron justas y sorprendentemente acertadas y metáfora de las mismas excelente. Vemos que siempre estas actualizado y conoces muy bien como esta tejida la tela de araña o mejor dicho como esta el chiquero (Obviamente con el perdón de los porcinos) Gracias por tus palabras y gracias por tu contribución con Mundo en Bicicleta (nos llego la confirmación de tu depósito). Esperamos seguir trabajando intensamente y mejorando para que los informes te sigan haciendo viajar junto a los cientos de lectores que nos siguen en esta aventura…esta aventura que hoy es una suma de voluntades…la voluntad nuestra y la de los lectores y amigos que como vos nos acompañan. Feliz año nuevo Cristian, Gloria y Santi.

  11. liz says:

    Guau k lugares!,se me hace agua la boca cuando veo ese paisaje selvatico,me surge la liz mono k muere por subirse por esas lianas,jeje.

    Muy interesante todo vuestro trabajo.Hermoso

    Y ese zoquete grasa que se cruzaron???!!!!pero por favor!!!!Y bueno….todo vuelve en la vida zoquete moriras con olor a paaaaata!

  12. Hola Liz que alegria! Esperamos se encuentren bien y listos para recibir el año con muchas ganas. Que zoquete es verdad jaja! Nos alegra mucho que hayas disfrutado de la selva y los lugares que mostramos en general. Que nuevos lugares nos estaran esperando en el 2013??..ya veremos y esperamos seguir trabajando para poder reflejarlo y compartirlo mejor en cada informe. Un gran abrazo y felicidades!!

  13. Francisco says:

    Es lamentable el hecho que desde ahora personas como ustedes no podrán clasificar la flora de esta reserva, como dicen si se están vendiendo terrenos de los cerros para plantar limones, lo he podido ver en google hearth cuando estuve conociendo el terreno para el viaje que estoy por hacer. Se ve claramente que en las hectáreas de la reserva hay plantaciones de limones. Pero bueno espero que este tipo de personas no estén mas en el gobierno por que es lamentable que se pierda parte del terreno.

  14. Gaston Nikolaus says:

    Hola, me gusto mucho lo que hicieron, se ve muy interesante!! Estoy organizando una expedicion con compañeros de la facultad y me gustaria saber si se puede hacer el recorrido desde el mollar hasta la localidad de monteros caminando por el Rio Nevado? Muchas gracias por su informacion valiosa que recogieron y compartieron en esta página. Saludos, Gaston

  • MISION ECO-EDUCACION
    SIEMPRE EN BICICLETA
    ESFUERZOS MEMORABLES
    DONDE LAS BICIS NO LLEGAN
    MIRA ESTA NOTA
    ULTIMOS COMENTARIOS
    PUEDES VISITARNOS TAMBIEN EN:
    DATOS DEL VIAJE

    Fecha de Salida: 14 de Diciembre del 2009
    Distancia Recorrida en Bici: Actualizándose
    Distancia Recorrida a Pie: 1525 km
    Provincias Recorridas: 6. (Visitadas: 7)
    Fotos publicadas: 3746
    Ahora estamos en: Pje. LA ARMONIA, Parque Nacional El Impenetrable - CHACO (Argentina)

    Los primeros 3290 Km
    LAPACHOS EN FLOR...
    ARBOLES, CONOCELOS!
    RECORRIDOS
    SUSCRIBETE!

    Ingresa tu mail aqui:


    Cecilia Graña